-->

29 de febrero de 2012

Un largo bostezo (N° 106)

El gato es: 

Hoy día no tenía muchas ganas de publicar ¡Qué flojera! Así que iba a desistir, pero me acordé que tenía guardada esta imagen, que reflejaba exactamente mi sentir. Atrás hay un gato curioso que, tarde o temprano, también va a dar un monumental bostezo como ese.

Es la imagen número 106, perteneciente al día 29 de Enero de 2012. Hoy es día bisiesto, y hasta 2016 no voy a poder colgar un gato un 29 de febrero, lo cual me resulta triste. Pude haber hecho un especial de gatos o algo raro, pero no, lo desperdicié. En lo que respecta a la imagen, se lleva un 5.7. Saludos.

28 de febrero de 2012

Dentro de la maceta (N° 105)

El gato es: 

Este es el Gatito N° 249, vigilante del jardín, defensor contra los domo-kun, y ya he comprobado que le gusta esconderse en maceteros como este. Él por este día no está preocupado de cualquier intruso, porque simplemente está confiado, y esperando que sea un momento tranquilo para disfrutar.

Esta es la imagen número 105, correspondiente al día 28 de Febrero de 2012. Le pondré una calificación de 6.1, porque la verdad es que esta serie de imágenes tan similares unas entre otras me está cansando un poco.

27 de febrero de 2012

Gato en la hamaca (N° 104)

El gato es: 

Este gatito descansaba plácido, hasta que tuve la ocurrencia de preguntarle "Y bien, ¿Cómo vas a bajarte de ahí?".
No he tenido la oportunidad de comprobar cómo un gato se baja de una hamaca, pero no me lo imagino tan fácil si está acostado de esa forma. Ojala alguien haya podido ver algo similar, a ver qué tan costoso le resultó al felino el establecerse y saltar fuera de ahí. Pero este gato deberá darse la vuelta, y con la hamaca en movimiento, todo se vuelve más complejo.

Esta es la imagen número 104, correspondiente al día 27 de Febrero de 2012. Se lleva una calificación de 6.3, y me he quedado con esta duda.

26 de febrero de 2012

Regalando rosas (N° 103)

El gato es: 

El gatito del día 101° ya volvió y fue rescatado, y este gato lo quizo recibir regalándole flores. Yo le dije (del agún modo) que los gatos no son sensibles al color rojo, y que él lo sabía por ser gato, pero de todos modos se las regaló, y el gato del día 101° se puso muy contento. Ahora estamos todos tratando de confortarlo para que pase ese susto que tuvo.

Esta es la imagen centésimo tercera, perteneciente al día 26 de Febrero de 2012. Se lleva una nota de 5.5, ya que la foto y la puesta en escena no me convence del todo. Hubiese sido mejor un fondo más animado que el simple negro.

25 de febrero de 2012

Observando el cielo azul (N° 102)

El gato es: 

Ya pasamos el susto que nos dieron los domo-kun el Viernes, y encontramos al gatito del día 101 sobre en árbol. Todavía no hemos logrado bajarlo para ponerlo en la entrada correspondiente, y estos gatos miran atentos todas las labores de rescate. Yo tomé una escalera de madera, y me subí para bajarlo. Pero recordé que necesitaba las manos para bajar la escalera, y no podía sujetarlo entonces. ¿Será éticamente correcto soltarlo, y esperar que caiga en sus cuatro patas?

Esta es la imagen centésimo segunda, perteneciente al día 25 de Febrero de 2012. Le pondré una nota de 5.8, y qué suerte que sean cinco y estén bien juntos, así ningún monstruo extraño les hace nada.

¡Vuelve, gatito 101°!

El gato es: 
Creo que ya conocen al vigilante del jardín de El Blog de los Gatitos. Sin él, los Domo-kun se hubieran metido a intrusear muchas veces, y hubiera sido un desastre. Gracias a este gato, hemos vivido tranquilos muchos días, a pesar de que nos invaden. Primero estuvo vigilando muy atento, pero llegó el momento en que los Domo arruinaron el jardín, ¡pero nuestro amigo no se quedó sin hacer nada! Una de las primeras cosas que los Domokun sacaron fue el cesto en el que estaba metido, que era su puesto de vigilancia. Hicieron una torre de Domos y lograron escalar. Nuestro gato se quedó ahí en su silla.

¡Ahora estamos en problemas! Habrá pensado y, como él era el vigilante, pues dio la alerta y los gatos que estaban allí entraron todos a la casa. Él decidió inspeccionar por si algún gato no había echo ingreso, y estaba en peligro. Así que se bajó de la silla, se escabulló de 2 o 3 domo-kun (según quien me lo cuente habían cinco), y llegó a un pequeño pastizal. Era suficientemente alto el pasto ahí para que algún gato se ocultara, pero eso no era quedar 100% seguro, y encontró a una gatita en problemas.

¡Era la gatita tricolor, la número 174 en hacer aparición en el blog! Apareció por primera vez el 22 de Enero, y luego tuvo una segunda oportunidad el día 8 de Febrero. Así que ya es una antigua conocida por quienes vengan seguido a este espacio de gatos, y por cierto nuestro gatito vigilante le conocía, y sabía que podía estar en dificultades. Allí la encontró, pidiendo ayuda. Ella estaba feliz de ver a un amigo.


Y él, como todo caballero, le ayudó a salir de ahí, evadiendo cualquier amenaza. También se topó a un camarada en el camino, el Gato 249°, con quien ya había estado vigilando cuando los domo-kun se fueron y pude arreglar el jardín (esperen... ¡eso pasó después! creo que necesito un guionista, o algo).
Así que se pusieron a buscar más gatos que pudieran tener drama. Pero no, todos ya habían entrado a la seguridad del hogar. Hacía un poco de calor, pero no era la hora de regodearse.

Y pasaron las horas. Cuando salí al jardín a mirar, descubrí con horror que estaba todo devastado, y había todavía algunos bellacos dando vueltas, levantando las piedras y moviendo las macetas con flores a la busca de un gatito escondido. Pero por suerte no había ninguno.
Por lo menos, me sirvió para sacarle foto a un domo-kun, y denunciarlo a la policía. Creo que por eso se vengaron y secuestraron al gatito del día 101°. ¡Qué acto de crueldad!

Tan sólo me gustaría saber en dónde se esconden, porque sería buena pista para hallar al gatito que se llevaron.
Pero volveré a relatar todo este incidente desde el punto de vista de nuestros vigilantes, ya que ellos vieron cómo el domo-kun malévolo se escurría entre el jardín con el gato del día viernes 24. Ellos estaban vigilando de los más bien, aunque recuerden que los Domo se habían llevado el cesto que era puesto de vigilancia. Así que tuve que conseguir uno nuevo, y todo volvía a la normalidad:


Fue entonces cuando nuestros gatitos vieron algo sospechoso. Justo por debajo de ellos se abría camino un domo-kun. Pudieron haberlo detenido, pues eran mayoría, pero su rol era de vigilantes, y no sabían si iban a aparecer más de pronto. Así que sólo lo informaron, y decidieron separarse. El gatito de color oscuro se refugió un poco, pues nunca se sabe desde donde aparece un domo-kun.


Como ven, puse en el jardín muchos puestos de vigilia, pues hay que estar siempre atentos, aunque parezca reinar la calma.
En fin, el gatito amarillo no era en realidad un vigilante, estaba ayudando nada más. Así que otro gatito prestó funciones, y eso evitó una catástrofe mayor.
Lo que me parece cusioso es que este vigilante mire hacia arriba. No sé por qué, tal vez los domo-kun sepan escalar árboles, lo cual sería otro problema grande, ya que los gatitos no estarían seguros ni en las alturas. ¡No estarían seguros en el tejado, donde inspeccionaron hace poco por si las moscas!
Tal vez esa sea una pista; y es que, luego de varios minutos, este felino continúa mirando hacia el cielo, como si el Domo se hubiera ido a subir a los árboles. No sé por qué mirará tan interesado.

O es que quizás nunca estuvo vigilando, sólo estaba ahí porque le pareció bueno, y como tenía cara de vigilar algo (tal vez una nube) pasó desapercibido. Suerte que los domo-kun no fueron malos con él.
¡Pero me topé con una gran sopresa! Fue la gatita 174 quien también se había escondido, y por lo tanto el jardín estaba muy lleno de obsevadores.
Ella me relató (de algún modo) que efectivamente, el domo-kun subió con el gatito del día 101 para ocultarse, pero esta galleta japonesa con dientes fue torpe y resbaló al trepar por una rama que se quebró. Así que el gatito quedó allí arriba del árbol. ¡Fuera de peligro! Ahora nos resta bajarlo de ahí, pero eso tardará un poco. Mañana podrán ir a la entrada del gatito del centésimo primer día ¡Y estará allí, como si nada hubiese ocurrido! Así que ahora puedo quedame tranquila, aunque es un poco peligroso que con tanto gato vigilando el jardín, de todas maneras un Domo-kun lograra entrar en la casa. Tengo que tomar medidas precautivas.
Quiero agradecer a los gatitos que se han tomado la molestia de ser voluntarios en la tarea de cuidar el jardín, y alertarnos de cualquier problema. Gracias a ellos El Blog de los Gatitos es un lugar seguro y podemos presentar una foto al día, hasta que los gatos en internet se acaben. Eso no va a pasar, así que el blog tiene duración indefinida, y ningún domo-kun nos va a amedrentar, aunque haya que construir murallas, y doblar la seguridad.

Este ha sido el final de la historia, y no sé si fue un final feliz, porque el gato todavía está en el árbol sin poder bajar, pero ciertamente mañana cambiarán las cosas.
Saludos!

24 de febrero de 2012

¡Este gato es testigo!

El gato es: 
Nuestro felino amigo ciertamente está asustado. No hay duda de eso, y no podemos culparlo, porque él fue testigo directo de cómo secuestraron al gatito del día 101°. ¡Tenemos una instántanea que lo demuestra!

Este gato se llevó una gran impresión, y no es para menos: uno de sus compañeros estaba siendo llevado vilmente por un Domo-kun. Es curioso que hayamos podido ver la reacción del gato, que duró unos segundos, y no al domo-kun pasearse a sus anchas por la casa y llevarse al Gato del día. Eso me pasa por no saber usar photo... emm, digo, es que el domo-kun, aunque tiene forma de rectángulo, es más ágil de lo que se piensa.
Antes de escribir estas líneas fui con este mismo gatito, y lo acaricié y consolé hasta que ya estuvo tranquilo, así que esta desafortunada imagen no volverá a aparecer por el Blog de los Gatitos quizás nunca.

Si tienen alguna información respecto al gatito perdido, favor comunicarse con la Cat Inteligence Agency (CIA), que me está ayudando en esto. Mañana habrá un especial, en el que nos sumergiremos más en el asunto...

Asombroso y maravilloso gatito del día 101°

El gato es: 

Por fin tenemos a nuestro Asombroso y Maravilloso gatito del día 101°. Claro que ya no es tan asombroso, ni tan maravilloso, porque luego de ser raptado ha sufrido mucho stress y está preocupado todavía. Esta foto fue tomada cuando estaba bajándolo del árbol en que quedó, y en sus ojos se nota que aún no ha superado todo el trauma.

Este gatito no sufrirá calificación, pues está con mucho stress como para eso.
Si no supiste por qué este gatito está con stress post-traumático, deberás enterarte cronológicamente de todo lo sucedido.

-Lo primero que sucedió fue lo que dejé abajo, a modo de registro.
-Por último, lo que leíste ahora.

Planeo hacer una fiesta para el gatito, pero será una ceremonia tranquila y con la familia. Está muy exaltado como para sonidos fuertes y globos y esas cosas.
Saludos!

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------


El gatito del día de hoy es muy especial, porque luego de haber llegado a cien días de existencia, ¡el Blog tenía que presentar al asombroso y maravilloso gatito 101! Como pueden ver... no, esperen, no pueden ver ¡Alguien se ha llevado el gato! La p... ȜǽǾƪĝ¾╔▓♣ dre!!

Yo sabía que los domo-kun estaban haciendo muchas cosas malas contra todos los gatos alrededor de internet, pero esto es el colmo. ¡Ahora deberé ejecutar una labor de rescate!, y pedirle a los domo-kun que sean compasivos para que lo devuelvan sano y salvo. Lo peor de todo es que entraron a la casa y eligieron a sabiendas el del día de hoy, cosa de que yo no tuviera tiempo para reaccionar. ¡½▄³ĦŒţƕƢȢ!

Esperemos que sea verdad el que los gatos tengan varias vidas, porque estas cosas asiáticas siempre los amenazan. Les deberé pedir piedad, porque el gato no tiene la culpa de que ustedes, Domos, sean rectangulares y de patas cortas, ni tienen culpa alguna de que no puedan cerrar su boca jamás.
Yo estaba buscando una solución pacífica al problema, pero ustedes se tenían que llevar a uno de los gatos. ¡Yo le prometí a la gente al menos un gato por día, qué voy a hacer sin él!

Atte. triste y a la espera de una solución.

23 de febrero de 2012

¡El blog cumple 100 días!

El gato es: 

¡Por fin el Blog de los gatitos ha pasado a tener una existencia de 3 digitos! Este es el centésimo día de blog, y quise conmemorarlo mostrando otra vez a una amiga conocida: la gatita N° 174, que ha aparecido otras veces antes. Ella se ve de los más feliz al lado de todas las flores, y creo que se llevará una calificación de 7.0.
A diferencia del gatito N° 100, no haré mayor celebración, pero eso no importa, porque mañana el "Gatito Asombroso y Maravilloso del día 101°" dará toda la fiesta que hace falta.

En cambio, aprovecharé esta entrada para agradecerles el que sean los causantes de que yo haya decidido continuar el blog, y llegar a cien días. Sin ustedes, esto no hubiese tenido sentido.

22 de febrero de 2012

Gatuno y perruno (N° 99)

El gato es: 

Ya que ayer hablé un poco de los perros, el gato del día de hoy escompañado por un cachorro. Ambos parecen llevarse de lo mejor, lo que reafirma que estas dos especies no se llevan mal, y pueden convivir en el mismo espacio sin problemas, aprovechando un jardín entero para sus juegos.

¡Esta es la imagen número 99! Mañana el blog cumplirá cien días, y la verdad no sé que hacer para celebrarlo. Se llevará una nota de 6.3, lo cual es muy bueno.

21 de febrero de 2012

Gato en una rueda (N° 98)

El gato es: 

Es curioso cómo un gatito puede pasar por lugares a los que un perro de su mismo tamaño no es capaz de acceder. Están hechos para ser más sútiles, más ágiles y dinámicos. Un gato tiene su columna y sus articulaciones dispuestas de diferente manera que un perro, por eso que aunque ambos sean cuadrúpedos, el gato puede girar sus patas delanteras un poco, lo que sirve muy bien y es más o menos similar a los brazos humanos. De este modo, un gato puede sentarse mientras con sus "manos" toca algo en lo alto, cosa a lo que un perro no accede.
Es cosa de ver la curva de sus espaldas mientras están sentados:
















En fin, no soy veterinaria para fundamentar mejor esto, así que diré lo clásico: esta es la imagen número 98, perteneciente al día 21 de Febrero de 2012, y le pondré una calificación de 6.0 a la entrada entera.

20 de febrero de 2012

¡De vuelta al jardín! (N° 97)

El gato es: 

Ahora que podemos disfrutar del jardín otra vez, un nuevo gato se ha sumado a la vigilancia. El de la derecha es el Gatito N° 209, quien apareció el 12 de Febrero ¡Ocho días nada más, y han pasado muchas cosas en este Blog! El otro gatito a su lado ha venido a prestar ayuda, y merodea por el jardín recién estrenado en busca de cosa rara. Pero todo marcha a la normalidad.

Esta es la nonagésima septa imagen, perteneciente al día 20 de Febrero de 2012. La primera vez que el gatito gris apareció, recibió un 5.8, pero ahora recibirá un 6.5, ya que hasta los patitos que tiene pintado ese balde grande se ven bien (¿o serán cisnes, o gansos? No lo sé).

19 de febrero de 2012

Un gato calmo (N° 96)

El gato es: 

Este es un gato que no quiso subirse al tejado con los demás, y que prefiere quedarse en casa. Está comodo así y no ve necesidad de cambiar. Esto le puede pasar a tu gato si está falto de energía, o si está ya más viejito, aunque este gato está en perfecto estado y simplemente está ahí, tranquilo. Como estatua. No sé por qué, pero lo averiguaré en algún momento. Este tipo de felinos son los que pueden ser molestados por otro gato, o varios, y apenas se mueven. Pero son puras conjeturas que hago basada en una única imagen.
Y, por cierto, no estoy diciendo que eso sea malo, es tan sólo parte de la personalidad de cada gato, y algunos son más hogareños que otros; aunque todo gato puede estar aburrido. Tampoco son maquinas de saltar, correr y maullar.

Esta es la foto número 96, perteneciente al día 19 de Febrero de 2012. Se lleva una nota de 5.2, y es desafortunadamente, es el peor calificado de la segunda camada. ¡Pero seguro que todos los visitantes del blog no opinan lo mismo!

Gatos en los tejados

El gato es: 
Ya falta poco para terminar la remodelación y que nuestros gatos vuelvan a salir al jardín. Mientras tanto, les he pedido a algunos amigos que se suban, con toda su agilidad, al tejado, y me digan si está libre de amenaza, a ver si no hay algún domo-kun por algún lado.
Me vi forzada a hacerlo, ya que según la CIA (Cat Intelligence Agency, por sus siglas en inglés) ayer apareció en el blog un domo-kun, bien escondido y acechando para hacer maldades.

Así que estos han sido mis colaboradores, y mañana ya podremos volver a juguetear en el jardín.

Primero que nada, salió uno de madrugada, para no ser visto si es que había algún domo-kun
En la mañana decidieron salir muchos gatos juntos, por si las moscas
Este gatito pensó que algún Domo podría estar directamente debajo, así que se aproximó mucho
Ya con más confianza, decidimos mandar gatos no acompañados
Nuestro gatuno amigo creyó ver algo raro
Y este también vio algo... pero ese eres tú
Este gato se toma muy en serio su papel de vigilante
¡Y estos gatos se dedican sólo a jugar!

Nuestros gatitos, más allá de las sospechas, no han visto nada raro en las alturas. Esperemos que sea así, porque mañana volveremos a salir al jardín y no sería lindo cualquier inconveniente con mostruos japoneses con forma de galleta. Si ustedes ven algún domo-kun, no duden en avisarme para tomar alguna medida al respecto ¡Es por la seguridad de nuestros gatos!

Debo decir algo más. Blogger me permite sólo una resolución máxima de las fotos de 1600x1600, y cualquier imagen más grande que eso es reducida. Eso no es algo lindo, ya que la última foto con los dos gatitos tiene una resolución de 3812x2461. ¡Eso es gigante! Así que si les interesa tener la foto grande, vayan a mi cuenta en twitter, pues la subiré allí. Si resulta que twitter también reduce el tamaño, entonces vayan a mi cuenta de Google+ (que creé hace poco para probar).
Y bueno, si resulta que allí también reducen las dimensiones, entonces... ¿Miau?

PD: Ya probé, y ninguna de las dos plataformas aloja fotos tan grandes. Creo que imageshack sí lo permite, pero esa rana amarilla siempre me ha dado urticaria.

18 de febrero de 2012

Gatita durmiendo en su cojín (N° 95)

El gato es: 

Esta gatita duerme plácida en un cojín, soñando ya con salir al jardín y recorrer el exterior. Ya está apunto de quedar lista la remodelación, con lo cual volveremos a tener gatitos al aire libre, lo cual es excelente, pues toda la gracia felina se desmuestra ahí afuera. Aquí dentro, los gatitos parecen sufrir un impulso irresistible a acurrucarse en cojines, como esta gata, y aunque es lindo, también queremos ver a gatos corriendo, gatos saltando, gatos jugando unos con otros.

Esta es la imagen número 95, perteneciente al día 18 de Febrero de 2012. Le pondré una nota de 5.7, y esperemos que en los próximos días el jardín quede de maravilla.
PD: Mi otro blog, el Gran Compendio, tiene una nueva entrada, hablando de un procedimiento y/o teoría física que yo misma he creado y estoy probando, la mecánica n-dimensional. Allí postulo la primera ley, y es relativa a la velocidad de la luz.
El artículo del que hablo es algo denso, así que ve y lee sólo si te interesa.

17 de febrero de 2012

Un naranjo gato bebé (N° 94)

El gato es: 

Un gatito muy pequeño, hundiéndose en algún cojín. Allí él puede soñar de maravilla, sin tener que preocuparse de ningún asunto que le perturbe su descanso. Parece tener mirada curiosa, y es que a su edad todo le parece novedoso, y algo que tiene que explorar.

Esta es la nonagésima cuarta imagen, perteneciente al día 17 de Febrero de 2012. Se lleva una nota de 6.6, y me gusta mucho el cambio de tono entre el color del gato y todo eso azul.

16 de febrero de 2012

Un gato joven (N° 93)

El gato es: 

El jardín sigue en remodelación y mientras tanto nuestro gatito va con cuidado, revisando con cautela cerca de la salida. No hay moros en la costa, y el gatito tiene todas las ganas de salir corriendo a jugar al patio. Pero aún no, el Blog de los Gatitos está en estado de alerta, y lamentablemente se queda en casa unos días más.
¡Pero dentro de una casa también hay mucho que hacer! Puede saltar de mueble en mueble, pelear con el otro gato que está en el espejo, inventar formas de abrir el refrigerador, o quedarse horas acurrucado en una cama, ahí descansando.

Esta es la imagen número 93, perteneciente al día 16 de Febrero de 2012. Le pondré una nota de 6.0, y ya lo quiero ver algún día en el jardín.